Luz Intensa Pulsada (IPL)


Dentro de los tratamientos de dermoexfoliación (desprendimiento de las capas superficiales de la piel para obligarle a regenerarse) se encuentran los peelings químicos, la luz láser y la luz intensa pulsada. Esta última consiste en la descarga de "flashes" de luz con alto contenido energético, los cuales producen el desprendimiento de la epidermis a nivel microscópico sin molestias ni inflamación, con lo cual se regenera, produciendo más fibra colágena y aumentando su contenido de agua. El resultado final es una piel más turgente, con una característica más joven, libre de manchas e imperfecciones. Cada sesión dura aproximadamente 25 minutos y estas se repiten un promedio de 5 ocasiones, en un espacio de 3 a 4 semanas entre cada una.
Luz Intensa Pulsada IPL