Nariz


La Cirugía Estética es el área de la cirugía plástica, que puede equilibrar los rasgos desfavorables en el paciente y por ende ofrecerle un beneficio estético. La inconformidad con el aspecto de la nariz es mucho más, que no sentirse a gusto con alguna parte del cuerpo. La nariz es el centro de nuestra cara y su centro de atracción, conduce la mirada desde los ojos a la boca y viceversa. Sus características en cuanto a su largo, ancho, o altura pueden no corresponder a las proporciones de la cara, independientemente de las posibles deformidades generadas desde el nacimiento, como secuela de traumatismos o aún de procedimientos quirúrgicos anteriores poco exitosos.

Por todo esto, es frecuente el deseo de cambiar su forma, y/o mejorar su función. Actualmente la cirugía de nariz es uno de los procedimientos de cirugía estética más solicitados, debido a que permite de manera muy efectiva cambiar, mejorar o corregir estéticamente, no solo el aspecto de la nariz, sino de todo el contexto de los rasgos faciales, creando un concepto general de armonía en las características faciales de cada paciente, con un amplio margen de éxito y seguridad.

El cirujano plástico moderno está capacitado para decidir; ¿cuáles son los rasgos a equilibrar?, de acuerdo a la fisonomía propia del paciente y corregir muchos de los problemas funcionales de la nariz, durante el mismo procedimiento. Este es un procedimiento que se lleva a cabo con anestesia general, habitualmente tiene una duración de 90 minutos, generalmente no requiere de hospitalización.

Se puede llevar a cabo mediante el sistema de cirugía ambulatoria en el que, se opera por la mañana y por la tarde se encuentra en condiciones de regresar a su domicilio. En términos generales no es una cirugía dolorosa, no es sangrante ni peligrosa, ya que en ningún momento se tiene contacto con estructuras delicadas, como grandes arterias, venas o nervios, limitándose solo a la modificación del esqueleto óseo y cartilaginoso, que son las estructuras que le dan forma a la nariz. Aunque no se puede predecir la intensidad del fenómeno inflamatorio, sabemos que se encuentra determinado por las características propias de cada paciente, sobre todo de su piel. El tiempo de recuperación es de aproximadamente una semana, aunque es posible que requiera seguir usando una ferúla suave de cinta microporosa en la nariz.
Nariz