Cirugía Plástica


La Cirugía Plástica, es la parte quirúrgica de la medicina, que se encarga de restaurar la forma y la función de diversas partes de nuestro cuerpo. Esta especialidad se divide en dos grandes ramas:

Reconstructiva: Atiende desde deformidades congénitas, traumatismos agudos, quemaduras, hasta complejas reconstrucciones de áreas corporales que han tenido que retirar del organismo, por ejemplo: la reconstrucción mamaria por cáncer.

Estética: se encarga de restaurar o mejorar las características de diversas partes de nuestro cuerpo, tanto del área facial como del contorno corporal, demostrando ser altamente exitosa con tratamientos de vanguardia encaminados a mejorar la imagen.

Dichos tratamientos pueden ser desde retirar una cicatriz o lunar, hasta modificar notablemente las características de diversas estructuras faciales, como la nariz, el mentón, etc. Además utiliza tratamientos de rejuvenecimiento facial en los que cambia y mejora las cualidades de la piel, el tono muscular, disminuye la flacidez, produciendo la sensación de un rostro fresco, descansado y más joven. En el control corporal, la cirugía estética brinda resultados espectaculares, a nivel de senos, abdomen, cintura, glúteos y pantorrillas, donde se cuenta con sofisticados procedimientos y el apoyo de una gran cantidad de suministros biomédicos que aseguran el éxito del tratamiento.